sábado, 12 de mayo de 2018

El Observador Porteño presenta: "Recoleta: barrio y cementerio"

"Según la tradición, la advocación de la Virgen del Pilar en España se remonta a la época inmediatamente posterior a la ascensión de Jesucristo. En Buenos Aires, su devoción tuvo origen en 1716, cuando Gregoria Herrera y Hurtado y su esposo, Fernando Miguel de Valdez e Inclán, donaron a los monjes recoletos descalzos de San Francisco, la suerte N° 5 que había pertenecido a Rodrigo Ortiz de Zárate, cuando en 1580 Juan de Garay realizó el reparto de tierras. Esta suerte estaba limitada por las actuales calles Ayacucho, Libertador, Azcuénaga y Arenales. Fue Juan de Narbona, un aragonés piadoso de la Virgen del Pilar, quien tomó el compromiso de costear la construcción de una iglesia, que luego sería la Iglesia de la Recolección Franciscana de San Pedro de Alcántara y Nuestra Señora del Pilar. La construcción de la actual Iglesia del Pilar (sobre calle Junín) se libró al público durante los días 11 y 12 de octubre de 1732, fiestas patronales de la Virgen del Pilar. Junto con la iglesia, fue construido un camposanto anexo. Por entonces, era un lugar muy alejado de la ciudad".

Para continuar disfrutando de esta edición especial de El Observador Porteño, los invitamos a ingresar a través del siguiente link:
http://www.buenosaires.gob.ar/sites/gcaba/files/boletin_el_observador_6.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario