viernes, 8 de junio de 2018

La Capilla en la Loma de Pánaga, llamada "La Capilla del Diablo"

Mirando el patrimonio oculto, protegida entre montañas, salvada de la destrucción de nuevas propuestas del mal llamado modernismo, se encuentra una Capilla en la Aldea Loma de Pánaga, Mcpio San Cristóbal. Según oralidades "La Capilla del Diablo".

Un grupo de investigadores, defensores de aquello es original, es auténtico y es nuestro, realiza visita a La Capilla. Hay espacios que desde niños quisimos conocer, pero aquello de no tener la edad, luego no tener el tiempo, y a la final perder el interés, se ven solventados cuando volvemos a tener noticias de nuestros sueños de vida, "la vida se construye con lo elemental, con lo natural, con aquello que nace de forma espontánea".

Mirando a lo lejos, lejos pero cerca, allí está seguramente desde 1912, una hermosa construcción, uno de los más hermosos patrimonios, no construido por ángeles, no construido por demonios, pero sí por las manos más laboriosas, la creación divina hecha hombre en la sabiduría de los Alarifes.

Según las leyendas; era la morada de un monje al que quisimos ver desde lo lejos, el lugar donde se perdió un niño de nombre Angelito, igualmente cuentan que el dueño de las tierras hizo un pacto con el Diablo para tener más riquezas, este último le cumplió, pero el otro al no cumplir la promesa de entregarle un hijo, tuvo que refugiarse con la familia dentro de La Capilla, donde desaparecieron.

La construcción de La Capilla es realmente un homenaje a quien fue, a su memoria y en recuerdo de los hijos, su nombre fue borrado, solo queda la inspiración, las evocaciones, la presencia espiritual perpetuada en las montañas, en la cordillera, en el viento, la lluvia y el sol.

Más de cien años pasaron desde que su historia se hizo presente, que siga mirando al horizonte, que vayan a su defensa los duendes, las hadas y los ángeles, que Dios y el Diablo se pongan de acuerdo y alejen cualquier amenaza, que borren sus caminos y la protejan los vientos, la lluvia y el sol.

Jonny Rojas
Pensamiento, Patrimonio y Memoria
Gabinete de Cultura Táchira
Ministerio del Poder Popular para la Cultura

5 comentarios:

  1. Alejandro Sepulveda8 de junio de 2018, 21:28

    Felicitaciones desde Argentina. Soy tachirense y desde que era un muchacho, ese misterioso recinto llenaba las conversaciones de adolescentes. Tenía amigos en la Unidad Vecinal desde donde podiamos observar con binoculares la capilla. Existirá algún registro fotográfico antiguo de la misma?. saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Un cordial saludo desde San Cristóbal, Táchira, nuestra amada Venezuela.
      Como lo dice el relato fue un sueño de la infancia que no pudimos lograr, pero la vida nos regalo tiempo para ejecutarlo, por ello subimos 10 personas llevándonos por aquello que es no conocido, pero que debemos valorar y proteger.
      El sentimiento volvió a nacer cuando estuvimos buscando información sobre la visita del Profeta Enoc al Táchira, y fue igual cuando desempolvamos el libro de nuestras aventuras de niño, abrimos la página de La Capilla que una vez quisimos conocer.
      A partir de la visita, estamos obteniendo la historia de la familia Suárez, de Simón por quien se erigió la hermosa construcción, de su nieto Heriberto quien nos trasmitirá este lunes 11, en Casa steinvorth, la verdadera historia detrás del Mito de la Capilla en la Loma de Pánaga.
      Fotos deben haber muchas, hasta los momentos hemos visto imágenes de data reciente que se consiguen por internet.
      Nuestro deseo es conseguir fotografías históricas, sabemos que hay de Simón Suárez, y que un nieto realizó el levantamiento de planos de lo construido, por nuestros maravillosos Alarifes, Santos Rangel y su hijo Jesús Manrique en 1920.
      Si el tiempo lo permite enviaremos la historia narrada por Heriberto, nieto de Simón Suárez.

      Eliminar
  2. Alejandro Sepulveda10 de junio de 2018, 10:07

    Buen día. Un cordial saludo desde el sur patagónico. Cuán importante es la labor de recuperación del patrimonio material y lo que detrás de esos hechos guardan los nombres de hombre y mujeres. Algunas de las personas que vi en las fotos los conoozco y los aprecio mucho. Que bien poder desarrollar estas actividades. Yo estoy muy interesado en el tema del patrimonio. Vivo desde hace 12 años fuera de Venezuela, sin embargo, cuando he estado en mi ciudad, San Cristóbal, camino por sus calles, por su estropeado casco histórico y voy grabando sonidos que posiblemente desaparecerán. Sonidos vinculados con oficios de personas humildes, sobre todo, por el casco histórico. Me invade una profunda nostalgia evocar esos paseos sonoros pero mantengo la convicción de que surjan espacios de discusión, difusión y educación para los ciudadanos sobre la importancia de mantener vigente el patrimonio material e inmaterial. Un gusto saludarles y conocerlos!! estemos en contacto.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena reflexión, escuchas los sonidos de quienes andaron por esas calles y quienes aún deambulan, me imagino nuestros zapateros, a las señoras de la chicha, el masato, los pasteles, las pocas yerbateras, l@s artesan@s, personajes del pueblo. Aún ante la monstruosa intervención y desmejoramiento de la zona tradicional siguen quedando saberes. Cuantos espacios y seres quisimos conocer pero el tiempo nos ganó y se los llevó, hoy solo nos queda valorar y proteger aquello que se ocultó, para darnos el regalo de conocerlos, poderlos saludar y seguir, hasta que el tiempo lo permita.

    ResponderEliminar